Onda con puntos

Dra. Ximena González Grandón

Adscripción:

Universidad Iberoamericana

Superficie azul
Dra. Ximena González Grandón

Semblanza

Es médico-cirujano, con maestría en Filosofía de la Ciencia por la UNAM, máster en filosofía, ciencia y valores por la Universidad del País Vasco UPV/EHU, y grado de doctora en Filosofía de las Ciencias Cognitivas por la UNAM. Es parte del Sistema Nacional de Investigadores Nivel 1. Es profesora/investigadora de Tiempo Completo en el Departamento de Educación de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México. Es profesora en la Facultad de Medicina de la UNAM, del Posgrado en Ciencias Cognitivas de la UAEM y del Doctorado en Estudios Críticos de Género de la Ibero. Ha desarrollado dos postdoctorados de investigación, el primero en el Instituto de Filosofía y Ciencias de la Complejidad (IFICC-Chile), donde actualmente es investigadora asociada. Y el segundo en IIMAS (UNAM). Su aproximación se centra en la naturalización de los procesos mentales, corporales y situados y la generación de herramientas epistémicas y tecnológicas para comprender las experiencias de aprendizaje. Coordina en conjunto con el Programa ACT-UNAM el Diplomado de Neurociencias, Arte y Cultura. Es autora de numerosos artículos de investigación y de divulgación. Es parte del colectivo TACo (Transdisciplina, Arte y Cognición) desde el 2018, con el cual desarrolla proyectos de danza y cognición. (https://colectivotaco.com/)
Sitio web: https://unam.academia.edu/XimenaGonzález

Ponencia

Hacia el bienestar solidario: conciencia corporal, participativa y ecológica

En esta charla introducimos un diálogo entre enfoques corporeizados y ecológicos para describir a la experiencia ética como inherente a las comunidades situadas, corporeizadas y participativas. Se considera que su origen ocurre sobre una afectividad primaria que implicasentimientos, emociones y rangos fisiológicos asociados, que se entretejen con el entorno social y material de manera constitutiva e histórica. Para defender esto, primero damos cuenta de una ontología relacional de la que emerge la intersubjetividad, en contraste con principios deontológicos que apelan a racionalidades universales descontextualizadas y desencarnadas. Segundo, se plantea una distancia de perspectivas de la psicología positiva que privilegian la racionalidad sobre los cuerpos que sienten, que legitima ciertos modos individualistas y correctos de vivir, y que al mismo tiempo condena aquellos que se desvían de la norma. Tercero, se cuestionan los mandatos afectivos que privilegian éticas eudemónistas, cual técnicas disciplinariaspara organizar, estructurar y dirigir experiencias y comportamientos. Finalmente, se conceptualiza una experiencia ética virtuosa que emerge en el marco interafectivo, intercorporeo y participativo orientado a resaltar una búsqueda del bienestar solidario y no individualista, que reconoce problemas sociales estructuralesy no solamente deficiencias psicológicas individuales; así como la posibilidad pedagógica de otros mundos posibles.

Burbujas abstractas