5° Coloquio Internacional de Ciencias Cognitivas

Mtra. Laura Mojica

Adscripción:

Universidad Autónoma Metropolitana, Cuajimalpa

Título de ponencia:

"Enactivismo, ética y deseo"

Resumen de ponencia:

De acuerdo con el enactivismo, un agente cognitivo es un sistema precario que interactúa constantemente con su ambiente porque le importa mantenerse con vida; de manera que el ambiente adquiere sentido para el agente en la medida en que sus interacciones permiten o amenazan su existencia precaria. Esta forma de entender la agencia tiene consecuencias para la ética y la cognición moral que ha sido muy poco investigada hasta ahora. Algunos autores han dado un primer paso y han señalado correctamente la convergencia entre la ética del cuidado y el enactivismo (Loaiza 2019, Urban 2015). Ambas aproximaciones coinciden en al menos tres puntos: primero, la vulnerabilidad de los individuos es un rasgo constitutivo de su agencia, segundo, la unidad propia de análisis de la ética y la cognición es el proceso interactivo y no principios o reglas abstractas y universales, y tercero, la afectividad es esencial no solo para hacer sentido del mundo como fuente de posibilidades para mantener la existencia propia sino para actuar éticamente como agente que cuida de otros y que requiere de su cuidado. En esta ponencia me centraré en este tercer punto y argumentaré que la dimensión afectiva fundamental para la cognición y la ética no se agota en una orientación hacia la preservación de la identidad propia, de la interacción con otros y del ambiente. Propondré que la afectividad fundamental consiste en la orientación más amplia hacia la reafirmación constante de la identidad cambiante y la expansión de las posibilidades de interacción del agente; en otras palabras, se trata de un deseo o conatus fundamental y no solo de un impulso de preservación. El básico de expansión y reafirmación puede manifestarse como cuidado hacia uno mismo, el otro y el ambiente, pero puede manifestarse también como el deseo de ponerse en riesgo a uno mismo o de destruir al otro o al ambiente para afirmar la identidad propia. Esto implica que el comportamiento ético no se sigue necesariamente de las mismas estructuras que dan lugar a la vida, a la cognición y a la afectividad básica; sino que debe ser cultivado como un repertorio de habilidades corporizadas del agente para manifestar su deseo de autoafirmación como cuidado en la interacción con otros y con su ambiente. En ese sentido, el enactivismo y una ética feminista de las virtudes convergen en su concepción de agente, y profundizar esta convergencia podría ser un buen primer paso para proponer una explicación enactiva de la cognición moral que hasta ahora no ha sido discutida en la literatura.

Reseña:

Es filósofa de la Universidad de los Andes, Bogotá, y maestra en Ciencias de la Lógica del Institute of Logic, Language and Computation (ILLC) de la Universidad de Ámsterdam. Recibió la beca de excelencia semestral en el 2010 durante sus estudios de filosofía, y recibió el apoyo de la Evert Willem Beth Foundation mediante la beca Beth para sus estudios de maestría. Actualmente está cursando el Doctorado en Ciencias Sociales y Humanidades en la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Cuajimalpa. Su área de investigación es el enactivismo; le interesa la normatividad y la dimensión afectiva del hacer-sentido, y el papel de la historia y las prácticas sociales en la constitución de la cognición.

Centro de Investigación en Ciencias Cognitivas

Universidad Autónoma del Estado de Morelos

Av. Universidad 1001, Col. Chamilpa, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62209

Tel. (777) 3 29 7000 ext. 2240 y 3753

extensioncincco@uaem.mx

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
donativo.png
Pagos (0)‏