Onda con puntos

Dra. Bernarda Téllez Alanís

Adscripción:

Centro de Investigación Transdisciplinar en Psicología UAEM

Superficie azul
Dra. Bernarda Téllez Alanís

Semblanza

Licenciada en Psicología por la UAEM, Maestra en Psicobiología por la UNAM y Doctora en Psicología con énfasis en Neurociencias por la UNAM. Cuenta con más de 100 presentaciones en eventos nacionales e internacionales y con 26 publicaciones. Ha impartido clases curriculares y dirigido tesis en licenciatura, maestría y doctorado en Psicología, Neuropsicología y Ciencias Cognitivas. Es miembro de la Society for Neuroscience (2004 a la fecha) y de la Asociación Mexicana de Neuropsicología (2000 a la fecha). Ha sido dictaminadora de distintos trabajos de investigación y de artículos, y jurado de premios. Es organizadora de la Semana del Cerebro en la Facultad de Psicología UAEM, actividad de vinculación universitaria. Es la responsable del Cuerpo Académico Cognición y Afectos reconocido por PROMEP como cuerpo EN CONSOLIDACIÓN. Cuenta con el Reconocimiento a Perfil Deseable PROMEP. Fue Directora Interina del CITPSI (2017-2019) y coordinadora del proyecto de Brigadas Universitarias de Apoyo Psicológico de Emergencia del CITPsi, después del sismo del 19 de Septiembre, 2017, en Morelos, México. Miembro del Comité universitario para la atención de la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-COV2 (COVID-19) de la UAEM. Es fundadora y actual presidenta del Colegio Morelense de Psicología A.C. (COMOPSI)y fundadora del Colegio Morelense de Postgraduados en Neuropsicologíay Neurociencias del Comportamiento A.C. (COLNNEC). Actualmente desarrolla proyectos de investigación y programas de intervención de la cognición, funciones ejecutivas, memoria y toma de decisiones.

Ponencia

Alteraciones cognitivas durante la pandemia por COVID-19

Los efectos neurológicos de la enfermedad COVID-19 y sus consecuencias cognitivas han sido descritas en la literatura médica, así como algunas formas de trabajo neuropsicológico para la mejora de los procesos afectados. Menor atención ha recibido el estudio de las fallas cognitivas que las personas han reportado, en asociación a efectos psicológicos y alteraciones del sueño, durante el confinamiento y aislamiento social que decretaron los gobiernos en todo el mundo debido a la pandemia de COVID-19. Mayor presencia de estrés, ansiedad y de alteraciones de sueño se reportaron en adultos de todas las edades. Sin embargo, pocos estudios exploraron las fallas cognitivas asociadas a los efectos negativos en la salud mental y en el dormir. En general, dichos estudios encontraron que las personas reportaban fallas en la atención, la memoria y funciones ejecutivas. El reporte es más pronunciado entre mujeres y en personas en cuarentena en comparación de las que mantuvieron actividades laborales. Considerar a la salud desde un punto de vista integral requiere incluir los aspectos psicológicos (salud mental), corporales (dormir, ejercicio, alimentación), sociales (interactuar con otros) pero también al funcionamiento cognitivo (memoria, atención, lenguaje) el cual se asume que se mantiene constante en adultos que no tienen lesión cerebral, pero como se ha confirmado recientemente, las situaciones fuertemente estresantes pueden modificar el funcionamiento cognitivo. Es importante que se considere que dichos procesos se pueden estimular a lo largo de la vida para garantizar el funcionamiento óptimo de la persona, y que al término de este periodo pandémico podamos recurrir a tratamientos remediales o de estimulación para la mejora de los procesos que se perciben mermados.

Burbujas abstractas